Un grupo de investigación de la Universidad de Granada propone un nuevo ensayo clínico para combatir el SARS-CoV-2 con Interferón pegilado

30/04/2020

Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud de Granada

Desde que a primeros de año se diera a conocer la existencia del SARS-CoV-2 y su presentación clínica COVID-19, han sido muy numerosos los grupos de investigación, empresas y proyectos que se han puesto en marcha para conseguir métodos de diagnóstico fiable, tratamientos y metodologías de seguimiento. Desde Granada se han lanzado y se coordinan decenas de proyectos entre los cuales se encuentra esta propuesta.

Miembros del grupo de investigación IBS-TEC-16: Terapias avanzadas: diferenciación, regeneración y cáncer, perteneciente a la Universidad de Granada y al Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada (ibs.GRANADA), ha propuesto un ensayo clínico que está siendo valorado por la AEMPS con un fármaco que se ha usado como agente antitumoral, pero que también tiene un potente efecto antiviral frente a numerosos virus tales como otros coronavirus, virus de la hepatitis B y C, virus del ébola y virus del SIDA, entre otros. Este proyecto está liderado por María Ángel García Chaves y Juan Antonio Marchal y cuenta con la colaboración estrecha del virólogo Mariano Esteban director del grupo Poxvirus y vacunas del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC), el Prof. Juan de Dios Luna del Departamento de Estadística e Investigación Operativa (Facultad de Medicina) así como con clínicos que están en primera línea de actuación frente al COVID-19 en nuestros hospitales, tales como el Prof. José Hernández Quero, Director de la Unidad de Infecciosos del Hospital Universitario Clínico San Cecilio de Granada, y miembros del Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada (ibs.GRANADA) entre otros.

Los interferones (IFN) son citoquinas efectoras críticas tanto en la respuesta inmunológica innata como en la adaptativa, relacionadas con el desarrollo y la activación de poblaciones celulares del sistema inmunológico para responder a patógenos, cánceres y otros tipos de insultos. Se ha demostrado que el uso de interferón beta modula el sistema inmunitario y tiene una importante acción antivírica. El interferón beta pegilado (IFNβ- PEG) es una forma de interferón desarrollada para administrar al organismo de un modo óptimo. La barrera creada por el PEG protege al interferón del sistema metabólico humano, con lo que prolonga el tiempo de circulación del fármaco y aumenta su efecto antivírico, que puede durar más de una semana con la aplicación de una única dosis. Así, el objetivo principal del ensayo clínico planteado es disminuir la proporción de pacientes que tengan que ser hospitalizados por COVID-19. Aplicado en altas dosis en la fase inicial de la enfermedad podría reducir la tasa de hospitalización y la mortalidad. En el ensayo, si es aprobado, participarán alrededor de 600 pacientes diagnosticados positivos por PCR para Covid-19, que se encuentren en el estado inicial de la enfermedad y presenten síntomas leves.

Volver
Política de cookies En esta web utilizamos cookies para darte una mejor navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información aquí. Continuar